Archivos Mensuales: diciembre 2016

El Pug en el arte

 

201607-dog9093514pug-young-lady-in-a-boat-james-tissot.jpg

Muchos artistas han incluido al pequeño y encantador Pug en sus cuadros y, gracias a ellos, contamos con un buen indicador de los ejemplares en cada época. Goya retrató algunos hermosos ejemplares de esta raza, y a partir de ellos podemos decir que su calidad era alta en España.

William Hogarth (1697-1764) era propietario de un Pug. Su Autorretrato es muy conocido y muestra al artista con su perro. También incluyó a Pug en otros retratos y cuadros de familia.

Reingale es otro artista conocido por pintar animales y que retrató al encantador Pug en sus obras. Muchos libros antiguos de perros incluyen grabados de esta adorable raza, aunque no todos ellos han sido apreciados por los aficionados al Pug. Aunque existen otros muchos retratos dignos de mención, Blonde and Brunette, pintado por Charles Burton Barber en 1879, es uno de mis favoritos y muestra a una joven dama absorta en su libro mientas su Pug descansa cómodamente apoyado sobre su brazo.

La porcelana de Meissen, o la de Dresde, es también famosa por sus figuras de Pug. Los perros tienen unas poses maravillosas y reales, como por ejemplo rascándose o unos cachorros mamando de su madre. Ciertamente, el Pug debe encontrarse entre las razas más populares plasmadas en porcelana y en otros objetos coleccionables. La mayoría de los del siglo XVIII alcanzan precios muy altos e incluso los del siglo XIX son cada vez más escasos. A veces se ven piezas de porcelana en las que los Pug tienen las orejas cortadas y muchos llevan campanillas en sus collares, lo que hace que resulten todavía más encantadores.

Por otro lado, el Pug aparece en cajitas de rapé, recipientes para el tabaco y en pisapapeles, además de en topes de puertas. De una forma un tanto diferente, el Pug también fue retratado por los francmasones alemanes. La imagen del Pug fue utilizada como símbolo de testarudez cuando el Papa excomulgó a los francmasones en 1736.

 

Anuncios

Citas en las que aparece el Pug

171dd35fd80a738dc42cb0a01102a727

El Pug es una raza tan singular y encantadora que muchos autores notables han escrito en verso y en prosa acerca de ella.

En 1685 Tate habla del Pug en Cuckholds-Haven cuando Clogg se compara a sí mismo, entre otras cosas, con un Pug. Cuando entregaba una carta decía: «Querida y delicada dama, soy su pequeño periquito, su gorrión, su melenudo, su Pug, su ardilla». (Un «melenudo» era un perro Maltés).

En 1728, el poeta Gay escribió: El pobre Pug fue capturado y llevado a la ciudad, Allí fue vendido. Como se envidió su suerte, Hecho cautivo en la habitación de una señora.

Y poco después, en 1740, David Garrick habla del Pug en Lethe AEsop in the Shades. A Mrs. Tatoo se le describe como a alguien que «tiene un perro Pug y odia a los clérigos».

Siempre en los corazones de sus cuidadores.

Espero que esta noche PapaNoel os traiga muchos regalitos 🙂

Nos vemos pronto!!  Besos!!!

El sobrepeso en el carlino

063ee9aeb9f60efa02823e51450f82ce_mBuenos días queridos lectores,

Hoy os hablo de un tema muy importante en la vida de los carlinos el sobrepeso, algo muy común en los carlinos.

Estudios veterinarios del Reino Unido y Estados Unidos muestran que cerca del 50% de las mascotas muestran sobrepeso y de ese 50%, entre un 15% y un 25% se pueden considerar obesas (se suele definir obesidad cuando el sobrepeso supera el 15-20% del peso ideal).

Un estudio elaborado por expertos de la marca Hill’s advierte de que la mitad de los perros españoles padece obesidad.

El sobrepeso es el problema nutricional más común en nuestras mascotas y el carlino como la mayoría ya sabemos, tienda a ello.

El perro cuando ha terminado su etapa de crecimiento y llegado a su tamaño normal, el exceso de nutrientes que no son aprovechados por el organismo comenzarán acumularse en forma de grasas que se manifiesta en lo que conocemos como obesidad.

La mayoría de las personas tienen dificultad para determinar si su perro tiene sobrepeso. A continuación enseñamos un método muy simple para averiguarlo.

Colócate detrás del perro y mira hacia abajo:

  • La cintura: Los perros que están en el peso apropiado, tienen un hundimiento visible detrás de las costillas.
  • Las costillas: palpa suavemente los costados de tu perro, deberías sentir las costillas. Un perro de peso normal presenta unas costillas que se pueden palpar al tacto pero que a la vista no se pueden contar (salvo razas como los lebreles, etc.).
  • Si no puede sentir las costillas a menos de calcar mucho la mano, es probable que tu perro tenga sobrepeso. Si al contrario puedes ver las costillas de tu perro a simple ojo, es muy probable que se encuentre bajo su peso normal.
  • Bolsa de grasa: La mayoría de los perros con sobrepeso (no todos) tienen unas bolsas de grasa en el área de la ingle (entre las patas traseras).

Escala de condición corporal canina

Como evaluar la condición corporal de su perro (tabla de de Ralston Purina*)

Una escala del 1 al 9 ha sido desarrollada para evaluar la condición corporal de los perros. Un (1) significa que el perro es un animal emaciado y 9 que el perro es extremadamente obeso.

Varios criterios se utilizan para determinar el lugar en la escala:

¿Con qué facilidad sientes las costillas?

¿Existe una diferencia obvia entre el tórax y al abdomen (se nota la cintura)?

¿Cuánta grasa hay acumulada bajo la piel?

¿Cuánta masa muscular tiene?

¿Cómo llegó a estar así mi carlino?

Es muy fácil entender como se produce el sobrepeso: El sobrepeso se produce cuando el perro ingiere más calorías que las que gasta. Lo que es más complicado de establecer es por qué esta situación de desequilibro nutricional se presenta. ¿Come mi perro demás? ¿O es que la comida que le doy no es la adecuada?

Muchas veces el principal problema es que los dueños ven el sobrepeso simplemente como un problema de estética, sin ser conscientes de los graves problemas de salud que puede causarle a sus mascotas.

A continuación estudiaremos las razones por la que se pueden dar este desequilibrio.

¿A qué se debe este exceso de calorías o nutrientes?

El principal factor es una inadecuada alimentación. Debido a:

Cantidad.

Mucha gente le da demasiada comida a su perro. Esto se produce por varios motivos, lo dos mas comunes son estos:

Mal medida del pienso:

“El paquete pone 4 medidas pero yo por si acaso le pongo 4 y media”.

Demasiados tentempiés:

“Yo solo le daba 2 galletitas de perros cuando salíamos de paseo para premiarle pero luego me di cuenta que mi mujer cuando estaba preparando la comida con ella le daba siempre algo: unos trocitos de queso, jamón y cuando mi hijo llegaba del cole compartía la merienda con él”.

Calidad.

Una alimentación demasiado rica en grasas o azucares. El alimento que le damos a nuestro perro debe de ser equilibrado y no contener demasiadas grasas ya que si para abastecerse de los minerales y vitaminas que necesita nuestro perro tiene que consumir el doble de grasas de las que necesita, transformara este sobrante en “rollitos”. Esto ocurre a veces con los piensos de baja gama que contienen ingredientes de mala calidad y lo disimulan incorporando muchas grasas para hacerlos más apetitosos a los perros.

Otras personas atiborran a su perro de comida para humanos (galletas, sobras) que contienen demasiados azucares para nuestros amigos caninos.

Falta de ejercicio.

Un concepto fácil de entender pero que poca gente pone en practica es que la cantidad de alimento que nuestro perro necesidad esta relacionada al ejercicio que realiza. Un perro que prácticamente pasa todo su día echado, sin dar paseos o correr, engordará aunque solo coma su ración habitual de alimento. Al no gastar esa energía que ingiere, la transforma en grasa. Lo mismo que un perro que tenga una actividad física intensa necesitara más alimento para mantenerse.

El sobrepeso se produce cuando los nutrientes ingeridos superan a la demanda de energía que tiene el organismo, ese exceso de nutrientes es consecuencia de:

  • Sobrealimentación (sobras, mal medida del pienso, demasiadas galletas….)
  • Falta de ejercicio (la cantidad de alimento necesaria es proporcional al ejercicio que realiza nuestro perro)

Esterilización.

La esterilización eleva el riesgo de obesidad en perros y gatos. Los perros y perras castradas tienen el doble de probabilidad de sobrepeso que los no lo están.

Esto se debe a varias razones:

Reducción de la cantidad de calorías quemadas por el metabolismo.

La perdida de estrógenos y andrógenos consecuencia de la castración, tiene como consecuencia que el metabolismo del perro quema menos calorías de lo que solía hacer antes de la castración por lo que el animal necesitara menos calorías para mantener su peso optimo.

Aumento del apetito debido a la supresión de estrógenos y andrógenos.

Está demostrado que los estrógenos inhiben el apetito en numerosas especies animales. Si no se controla la cantidad de alimento que el perro consume sobretodo en las primeras semanas después de la esterilización, este puede terminar con un importante aumento de peso.

Disminución de la actividad física derivada de la reducción del vagabundeo y de la actividad sexual.

En las primeras semanas después de la esterilización es frecuente un aumento de apetito que puede terminar en un importante aumento de peso (si no se controla la cantidad de alimento).

Edad.

Los cachorros y perros adolescentes suelen necesitar más energía para crecer y desarrollarse que los mismos perros una vez adultos, además su nivel de actividad física suele ser más alto que el de un adulto (al pasarse el día descubriendo su entorno y jugando). Por lo que muy pocos perros de menos de 2 años se pueden llamar obesos pero si desde cachorro sobrealimentamos a nuestro perro, haciendo de él un cachorro regordete además de causarle posibles problemas en su desarrollo (displasia, etc.) lo transformaremos en un perro adulto propenso a la obesidad.

A partir de los dos años el animal se volverá poco a poco más sedentario por lo que su necesidad energética disminuirá.

También existen factores genéticos que hacen a determinadas razas ser más propensas al sobrepeso como sucede con la nuestra, el carlino.

 

Nos vemos pronto!!

bssss

Ya llegó la navidad!!!!!

20468406-pug-navidad-poco-gog-lindo-en-el-sombrero-de-santa-foto-de-archivo

Buenos días a todos, oficialmente ya es navidad y para que todos podamos disfrutar de ella hemos pensado de hacer un descuento especial es nuestra tienda virtual de un 10% en todos los artículos.

Recordar que todos los beneficios obtenidos están dirigidos a la asociación protectora de carlinos en España y que es muy importante ayudar a estos pequeños sin familia ni casa.

¡Qué tengáis una buena entrada de navidad!

¡Nos vemos pronto!

¡En la próxima entrada os enseñare algunos crismas de mis peques!

bssssss

LOS PERROS CHATOS SON MÁS CARIÑOSOS

 

home01

Buenos días Chicos,

Os dejo una noticia de actualidad muy interesante!

Una investigación publicada en PLOS ONE ayuda a entender la reciente obsesión por los perros de nariz achatada, toda una moda en muchos países como Australia, donde se llevó a cabo el estudio. No solo porque resultan atractivos, sino porque, al parecer, tienen un comportamiento excelente, según Paul McGreevy, autor del trabajo y profesor de la facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Sídney.

Y eso a pesar de que expertos en comportamiento animal creen que este tipo de canes tienen más problemas de salud y son más propensos a morir jóvenes que los perros narizotas. Y es que, cuanto más plana es la cara, mayores problemas respiratorios produce.

Tanto que a veces, incluso, obliga a llegar a la cirugía, dice McGreevy. Este experto cree que si la gente acepta a los perros de cráneo corto y achatado a pesar de que son más caros, tienen peor salud y cuesta más mantenerlos, debe ser porque tienen algo más, y no solo porque son “muy monos. Es su comportamiento lo que compensa las desventajas de ser dueño de uno de ellos”.

Existen más de 400 razas caninas registradas de todas las formas y tamaños, desde chihuahuas de apenas 20 cm y 2 kilos de peso a terranovas de 70 cm y 60 kilos. El tamaño de sus cráneos puede variar hasta en 28 cm. Entre los de rostro más aplastado están los bulldogs y los pugs, de tipo braquicefálico, con hechura chata y pliegues en la cara.

En el otro extremo están los dolicocefálicos, combo los galgos, los whippet o los afganos, con cabezas alargadas y estrechas. En un estudio previo con más de 8.000 ejemplares, McGreevy y sus colegas vieron que los canes de razas pequeñas tienden a ser más agresivos, rebeldes y sexualmente activos que los grandes. El estudio más reciente abarca datos de 60.000 perros de 45 razas, y analiza la relación entre características físicas y comportamiento.

home03

La forma del cráneo es importante

Confirmando algunos de los resultados de investigaciones previas, los expertos constataron que, además del tamaño, la forma del cráneo influye notablemente en el comportamiento. Así, han visto que los de nariz chata son más afectuosos y obedientes que los perros de rostro puntiagudo. También son más propensos a ir detrás de un juguete cuando se les lanza, lo cual implica que son más fáciles de entrenar y domesticar.

En cambio, cuando se ven amenazados por una presencia extraña, los chatos presentan características de los buenos guardianes, mostrándose agresivos y ladradores al defenderse de una potencial amenaza. Por el contrario, los narigudos aparecen más tímidos y precavidos con los extraños. Según McGreevy, esto explicaría por qué los galgos no son grandes guardianes y los afganos tienden a ser distantes, poco juguetones y más miedosos que los chatos.

Además de su comportamiento, los perros chatos resultan más atractivos para las personas porque la forma de su cráneo, y por tanto de los ojos, les hace mirar de forma frontal y directa. Su visión es más “humana” y hay pruebas de que son mejores a la hora de seguir con la vista adonde les está señalando su dueño.

Eso sí, el profesor McGreevy advierte de que los problemas de salud de estos perros y su menor longevidad debería dar que pensar a la hora de seguir esta moda. Porque, sí, queremos perros cariñosos, juguetones y afectuosos con los niños, pero también los queremos longevos, así que sería interesante cruzarlos para que su cráneo no se siga acortando, con los consiguientes problemas de salud.

Gracias por leer mi blog!

Nos vemos pronto!

bssss!!